Registrate (paso 1 de 3)
Email :
Contraseña :
Repite contraseña :
Continuar
Inicia tu sesión
Usuario
Contraseña
Acceder
¿Olvidaste tu contraseña?
Buscar

17/10/2009

Canteranos del Cádiz CF, marineros en tierra



El Cádiz quiere volver a Primera para el centenario. Le sobra afición, ya lo sabíamos, pero no se atisba un buen panorama para conseguir el ascenso. Deberían haber aprendido del fracaso sin desesperarse y aunque los jugadores trabajan arduamente bajo las órdenes del míster Javi Gracia, no se cosechan frutos, escasean los goles y parece que los máximos mandatarios siguen haciendo su habitual trabajo: meter la pata.
 
También es esto es debido a la Ley de Sociedades Anónimas. En nuestro fútbol supuso la venta de su propio alma al diablo. Ya no existen los socios, sólo abonados. Cada club es de un señorito, accionista mayoritario que quita, echa y pone a su gusto.

Ha sido la ruina del fútbol. Los contratos, los fichajes, los estadios y sus recalificaciones tienen un valor y un precio económico. Pero la historia de un escudo no puede ser un negocio de venta de juguetes y chismes. Porque con la aparición de estas Sociedades Anónimas prevalece el beneficio y lucro personal y no el afecto, el cariño, el amor y la devoción por un equipo, por unos colores, por una afición.
 
La ciudad de Cádiz y su afición se merecen un equipo de Primera. Además caemos simpáticos a los aficionados con nuestro hechizo del sur. Un centenario en Primera sería el proyectil que necesita este Submarino Amarillo para permanecer entre los grandes de nuestro fútbol.
 
Los máximos dirigentes del conjunto amarillo deben inclinarse en la sencillez y simpleza del año del ascenso. Retomar, repasar y aprender del buen hacer de aquel equipo de Víctor Espárrago, que ascendió en Jerez. Esa era una cuadrilla de acero, un bloque unido y ordenado. Totalmente distinto al que bajó hace dos temporadas al pozo de la Segunda B lleno de jugadores con cuerpo y nombre de estrellitas, pero alma de miserables e interesados en mofarse de una afición única, que nunca falla.
 
Pero por suerte ya estamos en la puerta fronteriza de la Liga de las Estrellas donde tarde o temprano el Submarino Amarillo terminará por abordar y echar anclas, desechando todo lo relacionado con aquella nefasta campaña liguera de hace dos años.
 
Se empezaron ya a mencionar nombres de futbolistas para el mercado invierno, jóvenes promesas internacionales estadounidenses como Robbie Rogers o Michael Bradley y se comenta que la vuelta de Lucas Lobos es posible (él nos hace algunos guiños pero no concreta).

Todas las suposiciones vertidas por una prensa, la gaditana, que anduvo ilusionada con el que fuera segundo equipo menos goleado de la categoría hasta la derrota ante el Cartagena.
 
El club cadista requiere de jugadores con gol que aparezcan desde la segunda línea, con chispa. Jugadores que añoramos desde la distancia: Pablo Hernández triunfa en el Valencia y ya es internacional, Sesma es indiscutible en el Valladolid, Lobos y Estoyanoff se ganan la vida por México y Grecia, y Mirosavljevic (Mortadelo) es vital para el Apoel que juega la Champions en el grupo del Atlético, ante quien el equipo chipriota sacó un valioso empate en el Calderón.
 
Hay carencias en esa faceta, la del juego de ataque: no hay pegada. Por tanto, son ineludibles los fichajes en la parte de arriba. El cambio es necesario para mudar la sequía goleadora en manantial feroz y bravío de goles. De esta manera, la solidez defensiva y el gran rendimiento de Casilla, Cifuentes, Fragoso, Silva y compañía obtendrían mayor rentabilidad. Chirrían jugadores como Enrique, que tiene a toda la afición en su contra y aunque me duela decirlo, el capitán Raúl López, un ejemplo de profesionalidad, está de capa caída, desacertado y sin dar un palo al agua.
 
Mientras suenan tantos nombres de futbolistas. Fantaseando, me imagino a un Cádiz repleto de canteranos, de gente de la casa que aman y sienten ese escudo y que sueñan con meter un gol en el Carranza, lugar donde han visto al equipo jugar desde que eran pequeños, siempre sin jugadores gaditanos. No es porque haya mala cantera sino que no se deposita confianza en los mozos risueños gaditanos. No hay apariciones de chavales en el primer equipo y mientras tanto el juvenil Suso, fichado por el Liverpool de Rafa Benítez ha sido convocado para el Pre-Europeo sub 17 y Chico, internacional sub-21 y ex-cadista, secó al maestro Xavi con su marcaje la semana pasada.
 
Los directivos cadistas se han acostumbrado a traer jugadores con sus carreras medio acabadas o a semidesconocidos con los cuáles se nos venden la moto a los aficionados. Se reclama abrir las puertas a los jóvenes canteranos gaditanos.

En nuestras tierras se generan y se empiezan a formar nuestros canteranos, pero no se les saca partido, no se vislumbran futbolistas gaditanos en el primer equipo, de estos mismos jugadores disfrutan luego otras aficiones por la torpeza y el desacierto de los responsables de la secretaría técnica del club. Por eso desembocan a otros equipos sin converger en el mar gaditano de la Caleta. Nuestros canteranos son marineros en tierra.

La junta directiva tiene que orientarse en torno a los jóvenes. Tienen una deuda con la cantera y este déficit es de obligado cumplimiento solventar. Y más contemplando el buen hacer de la Real Sociedad que juega sus partidos con diez canteranos en el once y se encuentra en lo más alto de la clasificación de la Segunda División. Rafael Alberti decía que las palabras abren puertas al mar.
 
Los aficionados cadistas las tenemos abiertas de par en par, pero por la incongruencia y la contradicción del modelo repelente de las sociedades anónimas, las llaves las poseen los propietarios del club. Nuestros canteranos siguen siendo marineros en tierra anclados en la nostalgia y la reminiscencia de años dorados, inolvidables de la cantera que dotaba al primer equipo de jugadores irrepetibles grabados muchos de ellos en la memoria colectiva, como los hermanos Mejías, Juan José, Quevedo, Arteaga o el mítico Kiko.
 
Aún así, el frenesí, la exaltación y la pasión de la afición por su Cádiz es brutal. En una ciudad que el paro anega a la Tacita de Plata los gaditanos damos ejemplo, siempre a través de una sonrisa y con bromas. El refugio y el rincón para olvidarnos de nuestros sinsabores, la anestesia y el analgésico para la vida llena de estrés en la que vivimos en este planeta, es nuestro "Cadi" y es que aunque recibamos todo un calvario de decepciones, de amarillo nos pintamos la cara cada domingo.
 
Los gaditanos soñadores, como era nuestro conciudadano Rafael Alberti, si tenemos un defecto reseñable es la exageración y la desmesura, transfigurándose en ocasiones en locura. Será por esto que veo a Antonio Muñoz realizando bien su trabajo y teniendo en cuenta a la afición cadista y a los canteranos a partir de ahora. Y sobre todo, percibo a un Cádiz repleto de canteranos en Primera para el centenario. La primera sugerencia, poner a Fran Cortés en lugar de a Enrique.
 
No me cabe duda de que si el loco persistiera en su locura, se volvería sabio. Los locos abrimos el camino que luego recorren los sabios. Cádiz, tierra de marineros, soñadores, alegría, locura y, por tanto, de sabiduría.

vía Goal.com - Alfonso Loaiza Pérez

Quizás tambien te interesen estas noticias :
El Cádiz encuentra en Japón al goleador buscado para su filial
Caballero, ex del Cádiz CF, a prueba en el Karlsruher alemán
Lío a la vista entre Cádiz CF y Real Madrid por el juvenil Jaime Sánchez
Jaime Sánchez (Cádiz CF) está en la agenda del Real Madrid


Enviar comentario (255 carácteres libres)


¿Quienes somos?     |     Contactar con nosotros     |     Politica de privacidad     |     Aviso legal     |     Publicidad     |     Patrocinadores     |     Contenidos gratis
Football trials    |    Jóvenes promesas    |    FC Barcelona trials    |    Fichajes de futbol    |    Reformas en Sabadell    |    Real Madrid trials    |    Football trials in Spain
Videojuegos    |    Campus de basket    |    + enlaces de interés