Registrate (paso 1 de 3)
Email :
Contraseña :
Repite contraseña :
Continuar
Inicia tu sesión
Usuario
Contraseña
Acceder
¿Olvidaste tu contraseña?
Buscar

15/12/2009

El Athletic va camino de consagrar Lezama tras rastrear Segunda B



Enamorado de la cantera, curtido en el fútbol regional y hacedor de la nueva escuela del gran Sevilla. Esos tres argumentos avalaron que Joaquín Caparrós fuera reclamado por los dos candidatos a la presidencia del Athletic como su entrenador talismán en 2007. Nunca se había conseguido un consenso similar en una cita tan fratricida como acostumbra el Athletic a entender sus elecciones presidenciales. Las primeras decisiones del nuevo técnico parecían atender a su segunda condición, curtido en el fútbol regional, cuando decidió el fichaje de Koikili y Toquero, dos veteranos del Sestao (2ª B) "porque tenemos que rastrear todo el fútbol vasco y a veces en esas categorías también hay futbolistas que nos pueden dar mucho juego", afirmaba. Con ellos llegó Joseba Del Olmo, otro vizcaíno (27 años) que había dado muchas vueltas antes de acabar en el Athletic. Amén de otros futbolistas fichados, con mejor o peor suerte, (Aitor Ocio, David López, Muñoz, Vélez de Mendizábal, Armando, Cuéllar).

La revolución de Caparrós más sonaba a reforma del mercado que a una reinvención de Lezama, la principal fábrica de futbolistas del club rojiblanco. Caparrós, empeñado en revitalizar el equipo, parecía más predispuesto a los futbolistas hechos o maduros o hambrientos que a las apuestas por los presuntamente cándidos productos de Lezama. De hecho, el técnico andaluz topó con el organigrama de la fábrica (hecho deprisa y corriendo por el nuevo presidente) hasta provocar varias crisis que se han saldado con una mutación permanente de cargos y una falta aparente de proyecto organizativo.

Asentado en el cargo, Caparrós ha girado la vista. Y de aquellos chicos hechos y derechos pasó a fijarse en la chavalería de Lezama. Muniain es su joya de la corona, "un futbolista con ocho velocidades y GPS incorporado al que tenemos que ir cuidando". Su cambio de rumbo lo marcaron doses sorprendentes. La primera, llevarse a Munian con 14 años a la pretemporada del primer equipo y convocar y hacer debutar, con la misma edad, a Jonás Ramallo en un amistoso frente al Amorebieta en 2008. Esta última decisión generó una polémica notable por cuanto la Ley vasca del Deporte prohíbe alinear jugadores menores de 16 años en un equipo profesional.

Caparrós nunca ha tenido dudas en cuanto a alinear a adolescentes en Primera División. Ramallo fue su primer amago. Su apuesta definitiva ha sido Iker Muniain al que convirtió en el debutante más joven del fútbol español y en el goleador más joven de la Liga española. Es su gran apuesta, su Navas rojiblanco, que se ha ganado a la afición y se ha convertido poco menos que insustituible para la grada por su capacidad para alterar los partidos. Ramallo será el siguiente y se convertirá en el primer vasco mulato que se pone la zamarra del Athletic. Quizás el miércoles ante el Werder o quizás más adelante.

Pero no han sido los únicos. Los niños de Caparrós incluyen también a Markel Susaeta, Ander Iturraspe o Mikel San José, que debutaron con 19 años. El primero se ha convertido en titular casi indiscutible, y el segundo es un guadiana, alternando entre el primer y el segundo equipo que le han conducido a momentos de confusión y a la grada. San José, el central que huyó de Lezama al Liverpool y que ahora juega como cedido del club inglés, con dos magníficos goles en su haber, ha sido la última aparición. De Marcos, Bóveda, Aketxe o Adrien Goñi, lo han hecho con 20 años a sus espaldas.

La mayoría han sido debuts testimoniales que en algún momento llegaron a hacer pensar en un afán de Caparrós por engrosar la nómina de debutantes para su currículo personal. Sin embargo, el técnico andaluz prefiere adjudicárselo a su particular pedagogía y a su intención de mandar mensajes positivos a una cantera habituada al pim pam pum según sople el viento.

Hoy el Athletic es un equipo joven en el que los veteranos son tipos como Javi Martínez (21 años), Amorebieta (24 años) o Llorente (24 años). Ninguno de los titulares que ganaron el sábado en Zaragoza alcanzaba los 30 años. Caparrós nunca ha dudado de Muniain, al que dosifica los esfuerzos para aprovechar su explosividad. "Tenemos que cuidarle mucho para que pueda seguir desarrollándose como futbolista". Los niños ya se han acostumbrado al salón de San Mamés.

El Pais.es

Quizás tambien te interesen estas noticias :
Iñigo Ruiz de Galarreta (Athletic) sube al primer equipo con 30M€ de cláusula
Aymeric Laporte promociona al primer equipo del Athletic de Bilbao
Fernando Sánchez Llorens (15 años) se marcha de prueba a Alemania
Bustinza le da la victoria a un Athletic B que sigue enrachado


Enviar comentario (255 carácteres libres)


¿Quienes somos?     |     Contactar con nosotros     |     Politica de privacidad     |     Aviso legal     |     Publicidad     |     Patrocinadores     |     Contenidos gratis
Football trials    |    Jóvenes promesas    |    FC Barcelona trials    |    Fichajes de futbol    |    Reformas en Sabadell    |    Real Madrid trials    |    Football trials in Spain
Videojuegos    |    Campus de basket    |    + enlaces de interés