Registrate (paso 1 de 3)
Email :
Contraseña :
Repite contraseña :
Continuar
Inicia tu sesión
Usuario
Contraseña
Acceder
¿Olvidaste tu contraseña?
Buscar

21/11/2008

Díaz de Cerio regresó al quirófano debido a los fuertes dolores



Iñigo Díaz de Cerio tuvo que regresar al quirófano el miércoles por la noche. El doctor Eduardo Escobar le extrajo unos coágulos de sangre que se le habían formado en la zona intervenida tras la fractura de tibia y peroné sufrida en el partido contra el Eibar.

El goleador realista telefoneó al doctor el miércoles por la tarde para hacerle saber que tenía fuertes dolores en la zona operada. El jugador se dirigió a las instalaciones de Zubieta donde fue sometido a una ecografía para averiguar las causas de esos dolores. La razón era la formación de un hematoma, algo que suele ser habitual en este tipo de intervenciones.

El paso siguiente fue extraerle la sangre y limpiar la zona. Como la sangre no estaba líquida sino que se había solidificado y formado coágulos, el jugador tuvo que regresar al quirófano para que los doctores le abrieran de nuevo para poder así aspirar los coágulos que se le habían formado en la pierna derecha.

La pequeña intervención se llevó a cabo en la Clínica Quirón y al futbolista se le aplicó anestesia raquídea. No hubo el menor problema y el jugador recibirá el alta en las próximas horas para regresar a su domicilio para continuar con su programa de rehabilitación tras la grave lesión sufrida hace menos de dos semanas.

El parte médico emitido ayer por el servicio médico de la Real confirma el éxito de la «evacuación del hematoma postquirúrgico». Subraya que «esta incidencia no altera el plan previsto de recuperación».

El inconveniente no parece haber alterado el buen ánimo del jugador que sabe que este tipo de contratiempos son posibles en una lesión de tanta gravedad. Sabe que la aparición de este hematoma no va a acortar ni retrasar el plazo de recuperación.

El dolor de Dramé

También el entrenamiento de ayer en Zubieta tuvo su mala noticia. Ya estaba la sesión bien avanzada cuando en el curso del partidillo ordenado por Juanma Lillo cayó lesionado Boukary Dramé. El lateral francés se echó la mano a la parte posterior de su muslo izquierdo entre evidentes signos de dolor.

Le atendieron sobre el césped, pero unos momentos después abandonó el terreno de juego junto a los cuidadores. Lillo se acercó a la banda a interesarse por su estado y el entrenamiento continuó, aunque el partido de diez contra diez quedó convertido en un nueve contra nueve con Zurutuza cambiando de bando de continuo para incorporarse al equipo que atacaba.

La exploración médica confirmó la impresión del pequeño grupo de aficionados que seguían la sesión desde la grada de Zubieta. El futbolista francés sufre una fuerte rotura de fibras en la musculatura isquiotibial. El diagnóstico y el pronóstico definitivo se podrá conocer en el plazo de 48 horas cuando el jugador sea sometido a la oportuna resonancia magnética. Entre tanto, los síntomas invitan a creer que el periodo de recuperación será relativamente largo para una lesión muscular.

Al jugador francés le podría costar volver a los terrenos alrededor de mes y medio. Si se confirman las previsiones iniciales, Dramé no podría entrar en el equipo hasta el próximo mes de enero. La aplicación de factores de crecimiento podrían acortar algo este plazo.

Las muelas de Zubikarai

El entrenamiento de ayer en Zubieta estuvo marcado por las ausencias de los dos guardametas. La de Claudio Bravo era previsible porque había jugado la noche anterior en Villarreal con la selección de Chile frente a la de Vicente del Bosque. La noticia fue la ausencia de Eñaut Zubiakarai, víctima de su muela del juicio.

El futbolista ondarrutarra tuvo que ir al dentista para tratar la inflamación que le ha producido la muela a base de antibióticos y antiinflamatorios. Los doctores confían en que pueda volver a los entrenamientos del equipo en 24 o 48 horas.

La ausencia de los guardametas obligó a cubrir las porterías a toño Ramírez, portero del Sanse, y a Xabier Manzisidor, entrenador de porteros. Por cierto, el técnico se mostró en condiciones de ponerse bajo los palos si fuera necesario. Algunos delanteros fueron incapaces de hacerle un gol en el uno contra uno.

Ante la acumulación de bajas, los tres lesionados de larga duración más los dos porteros, Juanma Lillo tuvo que echar mano de tres jugadores del Sanse para completar el entrenamiento. Los elegidos fueron los delanteros Agirretxe y Oskitz a los que se sumó David Zurutuza. Hoy ya estará Bravo, pero faltará Dramé. Para hacer uno once contra once habrá que traer a medio Sanse.

Diario Vasco

Quizás tambien te interesen estas noticias :
El trabajo de cantera de la Real Sociedad da sus frutos
Nueve realistas en la segunda fase del Campeonato de Selecciones Autonómicas
Real Sociedad : Illarra e Iñigo, con España sub-21
Real Sociedad : Competición y descanso para equipos de la cantera


Enviar comentario (255 carácteres libres)


¿Quienes somos?     |     Contactar con nosotros     |     Politica de privacidad     |     Aviso legal     |     Publicidad     |     Patrocinadores     |     Contenidos gratis
Football trials    |    Jóvenes promesas    |    FC Barcelona trials    |    Fichajes de futbol    |    Reformas en Sabadell    |    Real Madrid trials    |    Football trials in Spain
Videojuegos    |    Campus de basket    |    + enlaces de interés