Registrate (paso 1 de 3)
Email :
Contraseña :
Repite contraseña :
Continuar
Inicia tu sesión
Usuario
Contraseña
Acceder
¿Olvidaste tu contraseña?
Buscar

09/12/2008

Paco y Rigo, dos centrales Sub 23 en las filas de la SD Huesca



Rigo lleva tres temporadas en el club azulgrana y Paco dos, pero las lesiones les han impedido coincidir en el once del Huesca hasta que hace dos semanas Antonio Calderón, tras la lesión de Corona, decidió apostar por esta pareja de sub-23 para formar el eje central de la defensa y trasladar a Chechu Dorado al lateral izquierda.

Su primer partido como pareja fue ante la UD Las Palma y el segundo el pasado sábado en el derbi frente al Real Zaragoza y en ambos casos salieron airosos de la prueba de fuero que supone tener delante a tres goleadores del calibre de los mencionados, que encabezan la lucha por el "pichichi" en la Liga Adelante. "Estoy muy bien, mejor de lo que esperaba. Pensaba que me costaría más coger el ritmo y las buenas sensaciones que tenía hace dos años, pero en La Romareda ya me vi con más confianza y tranquilidad", afirma Rigo.

Formado en la cantera del Mallorca (jugó en el filial y estuvo cerca de debutar en Primera) Baltasar Rigo fue el primero en llegar al Huesca en el año 2006. Nacido en Campos (Islas Baleares) el 26 de junio de 1985, su irrupción en el equipo entonces dirigido por Manolo Villanova fue fulgurante. Titular indiscutible desde el primer partido, fue uno de los baluartes de la zaga formando una sólida pareja con Javi Suárez y acabó jugando 32 encuentros (2.578 minutos), en los que marcó 4 goles. Además, algunos equipos de Primera División le hicieron un seguimiento y lo tenían anotado en su agenda.

Pero todo se torció en Palencia, en el primer partido del play-off, el 3 de junio de 2007 en La Balastera. A los pocos minutos de comenzar el choque, y en una acción sin aparente riesgo, al despejar un balón, el central zurdo se hizo daño en la rodilla y cayó al suelo retorcido de dolor.

La lesión hizo que se pasara casi en blanco la pasada campaña (2007-08), en la que tuvo dos apariciones fugaces y dos regresos al túnel del tiempo. El 22 de diciembre de 2007 reapareció para jugar 7 minutos en El Alcoraz ante el Osasuna B (1-0), pero de nuevo la inestabilidad de la rodilla le jugó una mala pasada y se pasó 14 semanas de recuperación.

El segundo regreso se produjo en el campo del Sestao River (0-0), a seis jornadas para la conclusión de la liga, pero después de jugar 15 minutos con aparente normalidad, en una entrenamiento durante la siguiente semana se produjo un nuevo retroceso.

Quedaba por delante todo el verano y un nuevo proceso de recuperación, fortaleza mental y fuerza de voluntad para intentar regresar en agosto de este año dispuesto a todo.

El club, en una muestra de confianza, le había renovado y desde el principio le mostró su apoyo, pero el inicio de la temporada en Segunda División suponía una frontera sin vuelta atrás. Para acabar de complicar el panorama, un accidente doméstico durante las vacaciones veraniegas hizo que Rigo se tuviera que entrenar con muchas precauciones y con una protección en la muñeca derecha.

Antonio Calderón le fue dosificando durante los amistosos de preparación y antes de debutar la semana pasada fue un par de veces convocado (Elche y Real Sociedad). Las dudas sólo se podían disipar jugando. "Después de tanto tiempo lesionado te pasa de todo por la cabeza. En verano me encontraba muy bien, pero al comenzar los entrenamientos volví a notar otra vez las molestias y lo pasé mal".

Su puesta de largo se produjo el pasado 29 de noviembre ante la UD Las Palmas y el pasado sábado volvió a jugar los 90 minutos, pero esta vez en La Romareda y ante Ewerthon y Oliveira. "Está claro que son tres de los mejores delanteros de la categoría. Estoy recuperado, no tengo molestias ni noto nada raro y ahora se trata de recuperar el tiempo perdido y volver a sentirme futbolista".

Dos partidos completos y dos sensaciones fenomenales que hacen pensar en que Rigo puede llegar a ser el central que deslumbró en su llegada al Huesca. "Lo del sábado en La Romareda lo compensa todo; fue el partido que sueñas jugar cuando eres pequeño, con el campo lleno, toda la afición apoyando. Fue una pasada".

Atrás han quedado 17 meses de sufrimiento y la posibilidad de que, de haber seguido sin jugar, hubiera podido cambiar de aires para buscar los minutos de juego que le hacen falta para consolidarse, a sus 23 años, en el Huesca y en la categoría.

El Cádiz parecía ser uno de los aspirantes (el club amarillo dijo que se lo habían ofrecido pero que no interesaba), pero ahora su futuro pinta de color azulgrana. "Pensé que nunca me recuperaría, pero gracias a Fernando Sarasa y Roberto Cabellud, que me han ayudado mucho, he vuelto a jugar".

PACO BORREGO

Al año siguiente, en 2007, aterrizó en el Huesca Paco Borrego procedente del Barbastro. El central, nacido 6 de junio de 1986 en Jaén, tenía tras de sí un brillante currículo, pero el Huesca se presentaba como una de las últimas oportunidades de recuperar el tiempo perdido.

Tras dar sus primeros pasos en la cantera del Real Jaén, Paco se marchó a la Masía para acabar su formación en el FC Barcelona. Con los blaugrana se le abrieron las puertas de la internacionalidad con la selección española en las categorías sub-16, sub-17 y sub-19.

Con España llegó a ser subcampeón del mundo sub-17 en el Mundial disputado en Helsinki (Finlandia), donde Cesc Fábregas fue elegido bota de oro y mejor jugador del campeonato.

En ese grupo dirigido por Juan Santiesteban figuraban entre otros Xisco (Valencia), Jurado (Real Madrid y At. Madrid), David Silva (Valencia), Javi García (Real Madrid), Pallardó (Levante), Sisi (Valladolid) y Oskitz (Real Sociedad), que sólo cayeron en la final ante un gol de Leonardo que le dio el título a Brasil.

Pero en el año 2006 la progresión de Paco se quedó frenada en el Barcelona C y se marchó al Sevilla Atlético hasta recalar a mediados de la campaña 06-07 en el Barbastro.

El Huesca lo acogió para completar el cupo de centrales ante la previsible y larga ausencia del lesionado Rigo y Paco comenzó la liga 07/08 jugando muchos minutos. Manolo Villanova lo alineó en siete de los ocho primeros encuentros ligueros, tanto de pivote como de central, pero una lesión en el campo del Conquense en la octava jornada le frenó en seco.

La lesión muscular le hizo perderse 28 partidos de liga y sólo pudo jugar 65 minutos en la penúltima jornada en el campo del Osasuna B (1-3), donde el Huesca certificó su clasificación para el play-off, ya con Onésimo en el banquillo.

El destino le tenía guardada una recompensa y Paco fue titular en el último encuentro disputado en Écija, donde fue una pieza fundamental en el engranaje defensivo del Huesca.

Con 22 años y el ascenso en el bolsillo, el Huesca decidió mantener la apuesta y Calderón ha venido contando con el jienense para cubrir las lesiones de Corona en el eje de la zaga. Paco ha sido titular en seis partidos (Tenerife, Celta, Elche, Real Sociedad, Las Palmas y Real Zaragoza) y ha jugado otros tres encuentros ante el Eibar, Alicante y Levante (652) minutos en total), para convertirse en el central diestro del equipo, llamado a tomar el relevo de Corona.

Al Huesca la apuesta no le ha podido salir mejor porque ahora cuenta con dos centrales de presente y futuro: Rigo (23 años) y Paco (22 años).

Diario de Alto Aragon

Quizás tambien te interesen estas noticias :
Apodan "el nuevo Valerón" a Juan Carlos, canterano del Deportivo
Ion Echaide (SD Huesca) podría volver al CA Osasuna
El Fútbol Base del Huesca quiere seguir apuntalando su evolución
La SD Huesca busca patrocinadores para sus equipos de fútbol base


Enviar comentario (255 carácteres libres)


¿Quienes somos?     |     Contactar con nosotros     |     Politica de privacidad     |     Aviso legal     |     Publicidad     |     Patrocinadores     |     Contenidos gratis
Football trials    |    Jóvenes promesas    |    FC Barcelona trials    |    Fichajes de futbol    |    Reformas en Sabadell    |    Real Madrid trials    |    Football trials in Spain
Videojuegos    |    Campus de basket    |    + enlaces de interés