Registrate (paso 1 de 3)
Email :
Contraseña :
Repite contraseña :
Continuar
Inicia tu sesión
Usuario
Contraseña
Acceder
¿Olvidaste tu contraseña?
Buscar

14/09/2009

Sigue creciendo el "efecto Iker Muniain" en la afición del Athletic de Bilbao



Iker Muniain Goñi (Pamplona, 19-12-1992) es lo más asombroso que ha parido Lezama en décadas. Nació con la llama olímpica de Barcelona recién apagada, y eso implica dos cosas. Lo viejos que nos hacemos, y lo joven que es el muchacho. Para empezar, unos datos. A los 14 años realizó su primera pretemporada con la plantilla profesional del Athletic. Cumplidos los 16 debutó con el filial y aún sin alcanzar los 17, con el Athletic Club de Bilbao, en la previa de la UEFA. Al segundo partido, marcó el gol más dulce del verano, justo los días en los que se marchó Dani Jarque, otro canterano, otro ejemplo de fútbol hecho raíz, Muniain encontró la red y, en la celebración pura, corrió todo el fondo con el corazón a mil, las manos en la cabeza y la mirada perdida, para recordarnos, de alguna manera, que todo esto seguía mereciendo la pena.

A Muniain le cayó aquel balón en el segundo palo y pronto demostró conocer el negocio del área. Ya se sabe, lo primero es clavar el remate en la esquina y luego, si se tercia, se dan explicaciones. Muniain, vertical y explosivo, es básicamente un delantero en alma, pero todavía no en cuerpo. Quizá por eso, Caparrós, que fue quien decidió alistarlo en aquella pretemporada del 2007, en su segundo día como técnico del Athletic, tiende a protegerlo en la banda (segundo punta es su puesto favorito), donde pisa menos posiciones de gol pero demuestra, de paso, que es mucho más futbolista que un simple oportunista.

De momento, la historia de Muniain es la que todos habríamos deseado vivir. Un sueño sin flecos pendientes. Reclutado por el club vasco del semillero de convenios con otras entidades de la zona (Chantrea, en este caso) destacó muy pronto, y fue quemando etapas a toda velocidad. Del Infantil A al Cadete B, del Cadete B a la pretemporada famosa; de la selección vasca a la española; de comprarse sus botas, a declinar una oferta del Barcelona y firmar por Nike.

La irrupción del nuevo talento fue apadrinada sin dobleces por Caparrós, en una decisión que recuerda al debut de Diego Capel en el Sevilla, a la misma edad. Y ahí tiene Muniain una buena muestra en la que fijarse, para progresar, y advertir que no sólo de frescura y picardía vive un futbolista grande de verdad. Si Muniain debe liderar el Athletic del futuro, debe aprender lo que todavía se le resiste a Capel, y un día entendió por ejemplo Messi para ser lo que hoy es. Manejarse sin pelota, saber dónde frenar, cuándo conducir o tocar para no sólo mostrar sus virtudes, sino hacer mejores a los demás. Si lo consigue, es justo la sacudida que necesita su Athletic. Si no encuentra esa virtud, en cambio, descubrirá la amargura que ataca cuando termina la novedad.

vía: Rique Ballester en Diarios de Futbol

Quizás tambien te interesen estas noticias :
Aymeric Laporte promociona al primer equipo del Athletic de Bilbao
Bustinza le da la victoria a un Athletic B que sigue enrachado
Las buenas noticias en el Athletic de Bilbao llegan desde el filial
Bielsa encuentra en la cantera del Athletic maneras para el futuro
16
Sep 09
11:16h
maquice (213.60.75.21)
ole por caparros , a ver si aprenden todos los demas entrenadores de caparros de guardiola y un poquito de emery.
16
Sep 09
11:16h
maquice (213.60.75.21)
ole por caparros , a ver si aprenden todos los demas entrenadores de caparros de guardiola y un poquito de emery.


Enviar comentario (255 carácteres libres)


¿Quienes somos?     |     Contactar con nosotros     |     Politica de privacidad     |     Aviso legal     |     Publicidad     |     Patrocinadores     |     Contenidos gratis
Football trials    |    Jóvenes promesas    |    FC Barcelona trials    |    Fichajes de futbol    |    Reformas en Sabadell    |    Real Madrid trials    |    Football trials in Spain
Videojuegos    |    Campus de basket    |    + enlaces de interés